570 - 485  A. C.

 

APUNTES BIOGRÁFICOS

 

Poeta lírico griego, hijo de Escítines, nacido en Teos, ciudad de Jonia, en el Asia Menor, alrededor del 570 a. C. 

Hacia el 545, con otros muchos de sus conciudadanos, se vio obligado, ante la amenaza de invasión persa, a dejar su ciudad natal y a establecerse en Abdera, ciudad de Tracia. 

Allí debió escribir varios fragmentos en que describe costumbres tracias, censurando la desmesura en el beber de este pueblo; otro famoso (fragmento 78) dirigido a una joven y arisca muchacha del país; citas que demuestran familiaridad con ritos de tipo dionisiaco y epigramas que indican que pudo verse envuelto en luchas contra pueblos nórdicos. 

Fue llamado, como otros escritores, entre ellos el poeta íbico, a la corte del tirano Polícrates de Samos (537-520), de la que fue ornato con sus versos: se conocen los nombres de varios muchachos cantados en tonos eróticos, como Esmerdies, que provocó celos de Polícrates..Anacreonte se adaptó muy bien al ambiente sensual de aquella sociedad jónica; elogia a Polícrates y le defendió, según parece, ante alguna conspiración; pero no incurre en franca adulación. Al caer el tirano, Hiparco, hijo de Pisístrato, lo llevó a Atenas, donde el poeta, que ya antes había conocido a Jantipo, padre de Pericles, pudo tratar a Critias, a quien celebra sinceramente, y quizá a Esquilo. 
Estatua de Anacreonte, según un original en bronce

Al ser asesinado Hiparco marcha a Tesalia, donde fue huésped del rey Equecrátidas. Nada más se sabe de su vida, excepto que murió a los 85 años (ca. 485), y según leyenda probablemente fabulosa, atragantado por un grano de uva. Su tumba se mostraba en Teos, y obtuvo honores póstumos en Atenas y otros lugares. 

Se han conservado 206 fragmentos de su obra, unos trasmitidos por papiros y otros por citas de otros autores. La mayoría corresponden a escritos para recitación individual acompañada de la lira, conociéndose también algunos fragmentos de epigramas, elegías y trozos yámbicos. Sus escritos contienen manifestaciones de buen gusto, incluso en la exhortación a la moderación en los placeres de la mesa y el amor. 

Sus expresiones amorosas generalmente son de carácter homosexual y algunas dirigidas a mujeres. Manifiesta la necesidad del goce presente y canta con gracia y delicadeza las escenas turbulentas o satiriza con ferocidad transmitiendo su concepción de la vida y el placer de vivirla.  

Como peculiaridades propias de Anacreonte, se aprecian su elegancia enraizada en el ambiente refinado de su Jonia natal; buen gusto, incluso en la exhortación a la moderación en los placeres de la mesa y el amor; liberalidad amorosa, con propensión al homosexualismo, pero sin que falten pasajes dirigidos a mujeres de no muy alta condición en general; desinterés por los problemas políticos, filosóficos o religiosos, excepto en un fragmento, quizá espurio (fr. 36), en que se estremece ante una ultratumba inexorable; falta de sentencias, moralejas o ejemplos míticos; inhibición ante el porvenir y afán del goce presente; cierto vivo sentido de la naturaleza; gracia inimitable cuando describe escenas turbulentas o satiriza con ferocidad, como en el fr. 82. Se trata, en fin, de un artista de la vida. 

Muy al contrario, Anacreonte, seguidor, más o menos en serio, del culto simposiaco de Dioniso, ensalza una y otra vez, en estilo sencillo y sobrio, la gracia decorosa, la medida, el amor dentro de ciertos límites, sin que llegue a convertirse en obsesión trágica y con aceptación de lo que puede ser inevitablemente pasión exigente y aun fatal. 

Su poesía, menos profunda y vigorosa que la de Safo y Alceo, debió de poseer, incluso en la música, apta para instrumentos complicados y ricos en tonalidades, un encanto singular 

El ambiente de la poesía de Anacreonte es del simposio, que en las cortes de los tiranos sobresalía por el refinamiento en los modales. Se bebía acompañándose por hermosas canciones y la atención de los jóvenes escanciadores del vino. Muchos de sus versos se dirigen a ellos. Se trataba de una especie de cantos en la tertulia de los hombres más aptos para ello de entre los comensales, “scolión” se le llamó a esta práctica, que aunque al comienzo fue a base improvisaciones, después los poetas reconocidos componían escolios para los banquetes en que eran invitados y remunerados por sus intervenciones. 

 

Mosaico representando un banquete en el Symposium griego

Estas reuniones se daban entre los aristócratas, que bebiendo vino, cantaban su alegrías, elogiaban su modo de vida y rememoraban las victorias y el poder de alcanzado por los antepasados. Anacreonte fue un excelente poeta del placer. Existen unas 60 canciones griegas llamadas anacreónticas, atribuidas falsamente a Anacreonte. 

La lírica griega arcaica, sucesora de la poesía épica se integraba con poesía, música y danza, aunque significaba especialmente poesía cantada. Por lo general los instrumentos musicales utilizados eran la flauta y cítara o lira. 

1)La llamada Mélica: era inseparable de la música; se podía interpretar a una sola voz, monódica, y la poesía coral, interpretada por coros en los que se une en ocasiones el canto y la danza. 

2) Elegíaca: un género más cercano a la epopeya, canto de duelo acompañado de la flauta aunque después se limitó a poesía recitada. 

3) Yámbica: que introduce Arquíloco, siendo una composición satírica que expresa con agresividad la controversia, lo burlesco, la invectiva y los placeres del sexo con crudeza. La música acompañaba la recitación. 

En el siglo VII predomina la elegía y el yambo y se inicia la coral; en el siglo VI la lírica monódica, con la que coexiste la elegía, ampliada su temática, así como el epigrama y el epitafio y en el V predomina la lírica coral. 

La fama de Anacreonte ha sido eclipsada por la de las Anacreónticas, colección de 60 poesías, escritas la mayor parte de ellas en hemiambos (dímetros yámbicos catalécticos), que proceden unas de época romana y otras de la bizantina. 

En ellas, la nota anacreóntica es en general exagerada y, como tales poemas han ejercido enorme influencia, la imagen no muy grata del anciano borracho y entregado a los placeres del amor fácil, ha quedado como tópico en las creaciones poéticas de muchos idiomas. 

Su tumba se mostraba en Teos, y se le tributaron honores póstumos en Atenas.

 

 

 

ISLA  TERNURA PLAYA NO ERES EL ÚNICO