Siete siglos de homosexualidad en Suiza


 

Después de su fundación en 1291, Suiza no reconoció mas que una sola forma de unión conyugal: el casamiento entre hombre y mujer. Como muchas otras naciones en Europa en la época medieval es la ley de la Iglesia cristiana y el ancestral sistema patriarcal las que rigen la sociedad helvética.

Las relaciones entre personas del mismo sexo son consideradas como un delito, como el que condenó a la hoguera al Caballero von Hohengerg y su criado (valet) delante de las puertas de la villa de Zurich en 1482.

El Caballero von Hohenberg y su criado son quemados en la hoguera delante de las puertas de la Villa de Zurich en 1482

Cuando la Reforma protestante se instaló al filo de los siglos XVI y XVII, los "actos contra natura" en la Ginebra de Calvin, se suceden numerosas ejecuciones de hombres y mujeres por ese motivo, mediante decapitación, ahorcamiento o ahogamiento.

La Revolución francesa, tras la ocupación del Este y del Sur del país por las tropas napoleónicas trajo, gracias a la aplicación del Código Napoleónico, una despenalización de las relaciones entre personas del mismo sexo en las regiones de Ginebra, Vaud y Valais, así como en Tessin, aunque la mayoría de los cantones germanos continuaron castigando los actos con uno a cuatro años de prisión.

Fue necesario esperar la promulgación del nuevo Código Penal Federal en 1942 para que las relaciones homoeróticas no fuesen penables a escala nacional. Esto  no significa que las instituciones políticas y en la moral religiosa cesasen de destilar homofobia a todos los estamentos de la sociedad.

Heinrich Hössli, un pionero del Movimiento de liberación homosexual

Fue HössliHeinrich Hössli (1784-1864) quien originó el movimiento de liberación homosexual en Suiza. Hössli, respetado y reconocido estilista en el mundo de la moda femenina, publicó en 1836, en Glaris, el primer volumen de "Eros, die Männerliebe der Griechen" (Eros, el amor entre hombres entre los griegos), una obra que refleja al historia de las relaciones amorosas masculinas en los dominios de la educación, la literatura y la legislación desde la Grecia antigua a los principios del siglo XIX.

La obra de Hossli es el primer libro de la época moderna que defiende sin resquicios el amor entre hombres, a rebatir algunos aspectos de la historia olvidados o falsificados. Además ejerció un considerable impacto sobre otro gran precursor del movimiento de liberación homofila europea, el alemán Karl Heinrich Ulrich.

Al tiempo que comienza el siglo XX, aparecen en Alemania los primeros movimientos sociopolíticos de liberación homosexual, la Suiza germana es a partir de 1922 el teatro de variadas iniciativas tendientes a organizar los homosexuales entre si y a luchar contra la homofobia, aunque tal palabra aun no existía en aquellos tiempos.

Después de varios reveses, la Schweizerische Freundschafts-Bewegung (Movimiento suizo de amistad) se crea en Bale y Zurich en 1931. 

Curiosamente es una mujer, Anna Vock (1885-1962), conocida con el seudónimo de Mammina, quien es la cabeza de la asociación, cuyos miembros son lesbianas en gran numero. Una originalidad sin duda debida al hecho de que en la mayoría de los cantones suizos, al contrario que en otros Estados europeos, se castigaban igualmente las relaciones entre mujeres. Poco después, la organización es rebautizada como  Schweizerische Freundschafts-Verband (Asociación suiza de amistad). 

El Damenclub Amicitia y el Excentric-Klub de Zurich participan, y en conjunto lanzan la primera revista homosexual de Suiza: Das Schweizerische Freundschafts-Banner (La Bandera de la amistad), que aparece el 1 de enero de 1932.

Uno de los últimos bastiones de libertad durante la barbarie nazi

En 1934, el actor Karl Meier, conocido como Rolf (1897-1974) conoce la existencia de la revista. Rápidamente se implica y comienza a publicar numerosos artículos.

Con los años, las lesbianas se retiran de la organización, y Karl Meier llega a presidente, haciendo de la Asociación Suiza de la Amistad un grupo totalmente masculino.

En 1937, el periódico es rebautizado a Menschenrecht, (Derechos del hombre), antes de tomar su cabecera definitiva en 1942: Der Kreis (El Círculo). Karl Meier asegura su publicacion sin interrupción mientras que la guerra ruge alredodor. La revista tiene un pequeño numero de abonados selector, repartidos en numerosos paises.

Una edición en francés aparece en 1943, y una inglesa en 1952. Des Kreis es la revista gay mas incluyente a nivel mundial, pero su edición finaliza en 1967.

Aplastado por la barbarie nazi, el movimiento de liberación homosexual alemán se encierra en Zurich durante los años 1930. Tierra de asilo para Magnus Hirschfeld de 1932 a 1933 y para otros numerosos gays, la Suiza es el ultimo bastión de una - relativa - libertad para los homosexuales a lo largo de la Segunda Guerra Mundial y se vuelve - a falta de otras naciones - por un tiempo el centro europeo del movimiento de liberación. Un movimiento sin embargo aun muy tímido e incipiente y sobre todo encerrado en una semi-clandestinidad. 

Vientos de cambio, comienzo de la visibilidad

A pesar de un sistema democrático reputado por su respeto e integración de las minorías, Suiza campa aun por sus numerosas posiciones y actitudes tradicionales, cuando no arcaicas. Así, hace falta esperar a 1971 para que los ciudadanos consientan en aceptar el derecho al voto de las mujeres, lo que demuestra el enquistamiento de los valores patriarcales, y por tanto, sobre los roles sociales asignados al hombre y a la mujer. El sexismo, y su colateral homofobia, tienen los dientes duros.

Los movimientos de liberación homosexual creados antes de la Segunda Guerra Mundial tuvieron que aguardar a mediados de la década de 1970 para ver aparecer agrupaciones como el Front Homosexuel d'Action Révolutionnaire (FHAR) francés, el Groupe Homosexuel de Genève (GHOG) y el Groupe Homosexuel Lausannois (GHL). Solo entonces comienza lo que se puede denominar "la visibilidad".

Las publicaciones y las acciones mediáticas de este puñado de visionarios marcan un importante giro en el trabajo de concienciación de la población en general, y el comienzo de las reivindicaciones políticas y sociales, preparando el terreno para las futuras victorias y respuestas positivas a esas demandas.

Estos deben afrontar no solamente la homofobia en lo cotidiano, sino los ataques emanantes de los homosexuales que pretender la discreción y la no reivindicación, a imagen del grupo laussano "Symetrie (dependiente de la asociación francesa Arcadia de André Baudry). Estos grupos rápidamente se asocian con otras entidades gays alemanes de Bale, Berna, Lucerna, Sain-Gall y Zurich para dar nacimiento a la Coordinadora Homosexual Suiza (CHOSE)

El 23 de junio de 1979 tiene lugar la primera "Jornada Federal de liberación homosexual" en Berna. Trescientas personas se reúnen para conmemorar los diez años de los sucesos de Stonewall y para reivindicar una época de consentimiento, respeto e igualdad para todos, la supresión de los ficheros de la policía referentes a homosexuales y el reconocimiento legal de las parejas gays y lésbicas.

En 1982 se funda la asociación ginebrina Dialoga, que viene a crear un espacio de dialogo y de apoyo a los homosexuales en lucha contra la homofobia, seguida en 1982 por la Organización de enseñantes y educadores homosexuales (OSEEH), en 1985 la "Ayuda suiza contra el SIDA (ASS), en 1989 la "Organización Suiza de Lesbianas" (OSL).

En 1992, el articulo 194 del Código Penal, que estipula la edad de consentimiento mayor para las relaciones homosexuales que para las heterosexuales (dieciocho contra dieciséis) es abolida en votación popular, estableciendo la igualdad de toda la población en materia sexual.

Pero a pesar de los avances, siempre resultado de las luchas reivindicativas, aun existen en pleno siglo XXI, en una nación federal, donde en muchos cantones y ciudades existen duros reductos homofobos, que afortunadamente van teniendo cada vez menos influencia en las poblaciones y entornos sociales suizos. La realidad del ejercicio de la libertad se va imponiendo lentamente.

 


   

ISLA  TERNURA PLAYA BUCEANDO EN OTRAS ÉPOCAS