Testículos y escroto

 



Introducción
 
Los testículos son órganos asombrosos. Están afuera del cuerpo porque la producción de esperma sólo puede tomar lugar en un medio ambiente ligeramente más frío que en su cavidad. 
 
Producen espermatozoides - alrededor de 150 millones cada 24 horas - y mantienen al cuerpo bien abastecido con testosterona,  la hormona responsable del atractivo sexual, pelos en el cuerpo, olor, erecciones, libido sexual, y muchas de las otras cosas que exteriorizan referencias de masculinidad.
 
 

Los testículos son indudablemente vulnerables, pendiendo afuera del cuerpo dentro del escroto, y parece asombroso que sean dañados tan esporádicamente, dando al varón la aptitud para el deporte y la lucha. ¡Quizá su resistencia y flexibilidad sean un testimonio de su maravilloso diseño! Entonces, ¿qué hacen, y cómo funcionan?



¿Qué hacen los testículos?
 
Fabrican la testosterona y los espermatozoides y lo hacen en diferentes partes del testículo
 
Los espermatozoides son fabricados por células "germinales" en los túbulos seminíferos; la testosterona por células de Leydig que ocupan los espacios entre los túbulos. 
 
La parte de los testículos productora de esperma ocupa de un 60 a un 80% de su volumen en el varón humano. Los túbulos seminíferos están tan estrechamente enroscados, que si se desenvolvieran, cada testículo contendría, en promedio, alrededor de 360 metros de estos túbulos, revestido todo con tejido productor de esperma.
 
Este hecho abrumador significa que en  promedio el par de  testículos produce alrededor de 150 millones de espermatozoides por día, en conjunto, los testículos contienen alrededor de dos mil millones de espermatozoides en cualquier momento. 
 
El proceso de producción de esperma - la transformación de células normales en nadadores móviles que azotan sus colas, con un sólo juego de cromosomas - es extraordinario e involucra seis etapas de desarrollo, quizá aún más notorio es el hecho de que cuando la fertilidad de un hombre se deteriora al no poder producir espermatozoides capaces de nadar, los médicos puedan extraer de su testículo esperma en una etapa temprana de su desarrollo e inyectarlos directamente en el óvulo, superando así los caprichos de la naturaleza. 
 
Cabe  preguntarse, ¿qué ocurre con los espermatozoides que no salen nunca al exterior? La respuesta es que el cuerpo tiene un mecanismo por el cual otras células los destruyen, similar a la manera en que las células extrañas invasoras del cuerpo son destruidas por los glóbulos blancos del sistema inmunológico.

 

El desarrollo de los testículos
 
Parece haber un mito común que las testículos de un chico descienden en la pubertad. Pero esto sencillamente está equivocado. Los testículos comienzan su descenso hacia el escroto en la 28° semana de embarazo, y el proceso se completa en el 97% de los chicos en las 12 semanas posteriores al nacimiento. 
 
Los testículos que no descienden pueden ser problemáticos: Puede alterarse la producción de espermatozoides, y si permanecen en el abdomen, hay un riesgo aumentado de cáncer testicular. Esto puede estar relacionado con la temperatura de los testículos: En el hombre, están alrededor de 3 a 5 grados centígrados más fríos que la temperatura abdominal, y alrededor de un grado y medio más calientes que la piel del escroto. No se sabe con certidumbre por qué debe ser esto, aunque existen teorías que relacionan esto con la movilidad y vitalidad de los espermatozoides..

La producción de esperma comienza en la pubertad, no es sorpresivo, y depende de una complicada interrelación de influencias hormonales en el cuerpo del varón. Una de éstas es el nivel adecuado de testosterona - demasiada testosterona actúa como un control de realimentación negativa sobre el hipotálamo e impide que el cerebro produzca las hormonas necesarias para la espermatogénesis, y entonces actúa como un contraconceptivo masculino.
 
Componentes de larga actuación similares a la testosterona son en realidad la base de varios productos bajo experimentación como contraconceptivos masculinos por estos momentos. Uno de los efectos laterales de la terapia de reemplazo de testosterona, entonces, es que el hombre puede volverse, al menos temporalmente, infértil y sus testículos se reducen. 
 
Estos cambios son reversibles cuando se detiene el régimen de suministro de testosterona, excepto cuando el suministro se administra en dosis tan extremas como para no soportar ninguna relación con la normalidad. 
 
Así, los físicoculturistas que toman testosterona en dosis excesivamente altas se pueden encontrar que cuando reducen los suplementos tienen permanentemente dañada su habilidad del cuerpo para restaurar un balance natural hormonal.

¿Qué tamaño tienen los testículos adultos? El orquidómetro es un aparato que usan los doctores para medir los testículos de los varones de niños y adultos. Los testículos de un hombre desarrollado están generalmente entre 16 y 27 mililitros de volumen, y tienen aproximadamente 4 cm. de largo.

Aparentemente por alguna razón, en el 80 por ciento de los hombres el testículo izquierdo - mirado de frente - es el más grande y está más abajo.
 
La salida de los espermatozoides desde el testículo es mezclada y almacenada en el epidídimo antes de ser mezclada con fluido proveniente de las vesículas seminales y de la próstata y lanzada al gran mundo. 
 
Cada eyaculación, que tiene un volumen entre 2 y 6 mililitros contiene alrededor de 100 millones de espermatozoides. Esto quiere decir que los espermatozoides ocupan no más del 2 o 3 por ciento del volumen de cada eyaculación.


Estructura de los testículos y eyaculación

 

Los túbulos seminíferos en los cuales se fabrica el esperma corren a través del testículo y entran en el epidídimo, que almacena el esperma un promedio entre 2 y 11 días, aunque los espermatozoides pueden vivir dentro de él hasta dos semanas. (Después de alrededor de 2 semanas de abstinencia, los espermatozoides salen en la orina.) 
 
Varias secreciones mantienen los espermatozoides vivos en el epidídimo pero menos activos que lo que estarán después de la eyaculación. El semen está hecho de los espermatozoides que vienen del epidídimo y de las secreciones de las glándulas del tracto reproductor.
 
 Durante la excitación sexual y eyaculación, estas secreciones se liberan primero por las glándulas de Cowper (también conocidas como glándulas bulbouretrales), luego por la próstata y epidídimo, y después por las vesículas seminales. 
 
Las glándulas de Cowper producen una secreción que neutraliza la orina o acidez en la uretra; el epidídimo y la próstata agregan espermatozoides y enzimas, y finalmente las vesículas seminales contraen y expelen la cantidad más grande de fluido y espermatozoides. 
 
El líquido final es una mezcla de espermatozoides, zinc, ácido cítrico, enzimas varias, PSA (antígeno específico de la próstata), y fructosa, que pasa primero por la uretra por la acción del sistema nervioso simpático, y entonces es expelido forzadamente por el cuerpo en el momento de la eyaculación por la contracción de los músculos bulbo cavernosos que se ubican en la base del pene y del pasaje uretral.


 

Problemas de los testículos

Hay muchas cosas que pueden ir mal con los testículos, y más que llenar páginas de información, plantearemos aquí unas breves notas orientativas.

Torsión de los testículos
Quizás el problema más común sea la torsión del testículo, cuando éste gira alrededor del cordón espermático, que lleva la arteria espermática, e impide su propio suministro de sangre. Esta es una emergencia médica, y normalmente necesita cirugía en las siguientes 4 horas si se desea conservar el testículo. A veces los médicos lo cosen en su lugar para que no ocurra otra vez.
Es una dolorosa experiencia, al reducirse el suministro de sangre, los testículos gradualmente se vuelven rojos, luego púrpura y finalmente azules. El dolor es atroz, y es esencial el auxilio médico.

Infecciones
Siguiendo, hay infecciones del epidídimo y de las vesículas seminales. Usualmente son el resultado de infecciones que provienen desde la vejiga y aún desde la uretra. Cito del Periódico de Urología Digital: "El epidídimo es una estructura que está ubicada encima y alrededor de cada testículo. Tiene función en el transporte, almacenamiento y maduración de los espermatozoides originados en el testículo. Cuando un hombre se queja de dolor en el escroto, la epididimitis aguda o crónica es lejos el diagnóstico más común."

Cáncer y autoexamen del escroto
El cáncer testicular es el cáncer más común en hombres jóvenes, e irónicamente es fácilmente tratable si se detecta precozmente. El modo recomendado para hacer esto es hacerse a sí mismo un examen testicular mensualmente. Esto puede ser divertido, especialmente si lo ayuda su pareja.

Varicocele
El varicocele es la dilatación de las venas que drenan el testículo. Se siente como una bolsa de gusanos dentro del escroto, y es generalmente mucho menos obvio cuando un hombre está acostado que cuando está parado.

Está presente en un 15% de la población masculina general y en un 40% de hombres evaluados por infertilidad. 

Se desarrolla porque las válvulas de las venas que llevan la sangre fuera del testículo dejan de funcionar, permitiendo entonces a la sangre acumularse alrededor del testículo. Una lesión testicular puede ocurrir debido a este flujo de sangre anormal, que crea un medio ambiente hostil para el desarrollo de los espermatozoides. 

Puede tratarse con un procedimiento ambulatorio, y   es justo decir que la influencia del tratamiento en mejorar la fertilidad permanece controvertida. El varicocele es el resultado común de un golpe o patada en los testículos, un hecho que incumbe a todos los atletas para usar ropa protectora apropiada.

Enfermedades en otras partes del cuerpo que pueden afectar a los testículos
Básicamente cualquier enfermedad que pone al cuerpo bajo estrés causa que el sistema hormonal salga de su equilibrio y afecte el funcionamiento de los testículos. El ejercicio físico extremo causa también una caída marcada en la producción de testosterona, un hecho que los atletas en entrenamiento avanzado pueden encontrar muy provocador, porque la testosterona es necesaria para el mantenimiento de la correcta densidad ósea en los varones. 

La anorexia, por otra parte, trastorna severamente la producción de testosterona, y también, extrañamente, lo hace la obesidad. La menopausia precoz masculina, que tiene importancia en la falla de la actividad testicular, ha sido culpada en parte del alcoholismo fuerte, y es un hecho que el alcohol es tóxico directamente y más bien daña a los testículos. 

La hepatitis y la diabetes tienen también profundos efectos en la actividad testicular, especialmente en la producción de testosterona. Finalmente, la quimioterapia para el cáncer puede ser especialmente destructiva para los testículos, y son también excepcionalmente sensibles a la radiación ionizante. Son, para resumir, órganos muy delicados, que probablemente no sean tratados con suficiente respeto por muchos de sus dueños.

Daño testicular debido a sobrecalentamiento - calzoncillos ajustados, testículos retenidos, y pañales descartables
Períodos breves de temperaturas elevadas pueden reducir la producción de esperma, un hecho que ha producido historias de miedo sobre calzoncillos (braguitas, slips) que reducen la fertilidad y pañales desechables que ponen en peligro la futura capacidad reproductiva del chico. La posición aún no está resuelta, aunque parece cierto que usar slips más que boxers no lo hará estéril! 

Aún así, algunas  autoridades en menopausia masculina recomiendan ropa interior suelta como parte de su estrategia para su tratamiento. El tema de los pañales desechables sin embargo, puede ser menos claro.

En los últimos cincuenta años, algunas autoridades aseveran que ha habido una caída, tanto en calidad como en el número de espermatozoides en el hombre promedio. Esta es una aseveración controvertida, pero aquellos que la sostienen han levantado el dedo de la culpa hacia todo tipo de factores, siendo los polucionantes ambientales el más alto en la lista, seguido de cerca por el incremento en la temperatura del escroto causado por cosas tales como ropa interior ajustada, trabajos sedentarios, y el uso incrementado del sauna. 

De acuerdo a un trabajo de un equipo de científicos alemanes en el periódico Archivo de las Enfermedades Infantiles, ha surgido un nuevo culpable para ambos, la preocupante caída en la cantidad de espermatozoides y el incremento del cáncer testicular entre los jóvenes adultos: los pañales desechables recubiertos de plástico.

Los autores, que trabajan en el departamento de pediatría de la Universidad de Kiel, sugieren que un aumento a largo plazo en la temperatura del escroto causado por pañales desechables recubiertos de plástico podría dañar el desarrollo de los espermatozoides. 

Ellos entonces se propusieron investigar si los pañales recubiertos de plástico tendrían algún impacto en la temperatura del escroto, y así quizá en el descenso de la fertilidad, usando termómetros diminutos ubicados dentro de los pañales de bebés y niños. Los chicos usaron pañales descartables por un período de 24 horas, después pañales de algodón durante un segundo período. Los termómetros medían la temperatura del escroto cada treinta segundos. 

Los resultados fueron claros: los pañales descartables aumentaron la temperatura del escroto hasta un grado centígrado comparado con los pañales de algodón, mientras que la temperatura rectal de los bebés usando cualquier clase de pañal era la misma. 

Claramente, el escroto no puede enfriarse a sí mismo como lo haría normalmente si el chico usa pañales descartables, aunque los autores solamente declaran que este puede ser un factor en la declinante fertilidad. Quizá no sorpresivamente, la Asociación de Fabricantes de Productos Absorbentes para la Higiene negaron esta relación absolutamente, diciendo que las conclusiones eran irresponsables y el estudio defectuoso, puesto que la fertilidad comienza a decaer antes de la segunda guerra mundial, cuando los pañales desechables no habían sido inventados.

Ciclismo de montaña, problemas en el escroto e impotencia
Un estudio publicado en el periódico británico médico The Lancet, sugiere que un 96% de los ciclistas de montaña mostraban anormalidades en el escroto, comparado con un 16% de no ciclistas. Muchos de ellos también informaban malestar y blandura al ser examinados. El problema parece ser la vibración constante y los golpes del terreno escabroso. El autor del informe sugiere que los ciclistas deben usar calzoncillos acolchados y asientos diseñados ergonómicamente. Pero los ciclistas pueden estar exponiéndose ellos mismos a otros problemas además del daño testicular: problemas de erección e impotencia pueden ser también los principales efectos laterales del ciclismo prolongado.

Hipogonadismo primario y secundario
La falla de los testículos de producir un nivel apropiado de testosterona para el cuerpo es llamado hipogonadismo primario. 

La falla de los mecanismos hormonales que controlan los testículos se llama hipogonadismo secundario. Se dispone de una variedad de preparaciones a base de testosterona que sustituyen, con mayor o menor grado de éxito, la propia testosterona. Éstas incluyen preparaciones orales, ésteres de testosterona inyectados dos o tres veces por semana, parches, y gránulos implantados debajo de la piel de larga duración. Hay más información sobre esto en la página de menopausia masculina de este sitio web.

Anorquia y testículos mal descendidos o no descendidos
La anorquia es la ausencia de uno o ambos testículos al nacer. Ambos están ausentes en alrededor de 1 en 20.000 varones, Uno está ausente en alrededor de 1 cada 5.000 nacimientos. Un solo testículo es en realidad suficiente para que un varón se desarrolle normalmente, de modo que en la mayoría de los casos no se hacen tratamientos, más allá de chequear que no queden atrapados dentro del cuerpo remanentes de tejido testicular. 

Pero para el desafortunado varón que nace sin ambos testículos, es necesario un tratamiento de testosterona a partir de la pubertad para vivir una vida normal. 

Para este chico, el grado de virilidad de su pene y de otros órganos reproductores internos dependen de la etapa de desarrollo alcanzado en la cual perdió sus testículos (lo que, a propósito, puede ser causado por la torsión testicular en el útero.) Aunque esta es una condición distinta a los varones genéticos que parecen mujeres al nacer a través de un mecanismo llamado de insensibilidad andrógena (un término explicado más abajo en esta página,) puede hacerse una decisión similar a la hecha con respecto a la asignación del sexo al nacer.

 
Los testículos están generalmente en el escroto cuando nace un bebé varón, pero su viaje puede interrumpirse de modo que el bebé nace con los mismos no completamente descendidos. El origen de estos casos a menudo no es claro, pero tienden a estar relacionados con condiciones más serias asociadas con problemas hormonales de uno u otro tipo, como el síndrome de Klinefelter. 

En otros casos son lo que los doctores llaman de un origen multifactorial, y son anotados como anormalidades genéticas o estructurales en el desarrollo del bebé. El problema es que pueden conducir a un daño de la fertilidad: Una clínica informa que entre la población general masculina, la infertilidad se encuentra alrededor de un 0,5%, mientras que entre los hombres tratados con testículos aún mal descendidos, la cifra es de alrededor del 8%. 

Cuanto más tardan en ser tratados los testículos mal descendidos de un bebé, tanto más probable es que tenga problemas de fertilidad. Y desafortunadamente el riesgo de tumor es varias veces superior en hombres con antecedentes de testículos mal descendidos que entre la población general.

Muy raramente un bebé varón desarrolla tres testículos; un caso está documentado en la literatura médica donde una vasectomía sobre dos testículos no funcionó y el tercero aún fértil fue encontrado solamente cuando el hombre en cuestión continuó produciendo descendencia (sin dudas para sorpresa de todos.)

 El informe no explica cómo los doctores y, en realidad, el mismo hombre, hubiese fallado en no encontrar antes su tercer testículo... 

En otro caso divertido, en 1540 al conde Philip de Hes le fue dado permiso por Martín Lutero para tomar una segunda esposa - esto es, a la vez que con la primera - fundándose en que tenía tres testículos. Hmm.

Testículos retráctiles - normales durante el sexo, y con problemas al azar
Un problema planteado en un foro sobre el tema.
A veces mi escroto se retrae al punto de dolerme. Parece ocurrir cuando estoy trabajando (fuerte), con mucho movimiento o a veces sin ninguna razón. Tengo 30 años de edad y buena salud. Esto ha estado ocurriendo durante años, pero parece estar ocurriendo más y más. La mayor parte del material que he leído establece que esto ocurre por un rápido cambio de temperatura o períodos mayores de estar en el frío, pero este no parece ser un factor importante. ¿Pueden por favor arrojar alguna luz sobre esto?

Una respuesta:
Bueno, un grado de contracción en condiciones de frío o temor y en el punto de la eyaculación es muy normal, y se llama reflejo cremastérico. Es causado por los músculos del escroto retrayéndose y levantando los testículos en lo que se convierte en un escroto contraído, arrugado. He tenido muchas preguntas de individuos preguntando exactamente por qué tienen testículos que se retraen tanto - como Ud. dice, a veces hasta el punto de doler. La respuesta parece ser que sólo es otro ejemplo de variación individual. Sin embargo, algunos individuos encuentran realmente que bajo estas condiciones de frío, temor o excitación sexual, sus testículos se retraen dentro de su cuerpo. Muchos de los sujetos que me han escrito por esto parecen realmente enojados. ¡Tienen testículos que han pasado mucho de sus vidas escondidos fuera de la vista! Parece también ocurrir mucho cuando están ligeramente ansiosos. Médicamente la condición se conoce como testículos retráctiles, y se refiere a una situación en donde los testículos no permanecen fuera del cuerpo todo el tiempo, sino que se retraen en el canal inguinal (que es el pasaje por donde salen cuando descienden como bebés.) A la mayoría de los hombres, aún cuando su escroto se contrae ligeramente en condiciones de frío o temor, ¡no le desaparecen sus testículos completamente dentro del cuerpo! Aún así, los testículos retráctiles, no son una condición poco común entre la población de varones, y raramente tienen una significación patológica - al menos, en tanto se conoce. La mayoría de los médicos dirían que aparte del hecho de que a sus dueños no les gusta, no es un gran problema. Por otro lado, un andrólogo dice que puede causar una disminución de la eficiencia de los espermatozoides y de la producción de testosterona sobre un largo período de tiempo (obviamente los testículos están hechos para estar frescos, esa es la primera razón por la que están fuera del cuerpo.)

Testículos retráctiles en el adulto
Pregunta:
Hace unos años me diagnosticaron una condición llamada testículos retráctiles. Por entonces mi doctor me dijo que sencillamente tendría que vivir con ella. Lo he intentado pero lo encuentro muy incómodo cuando hago cualquier actividad deportiva al retraerse mis testículos. ¿Hay algo que pueda hacer para corregir esta condición tan incómoda?

Respuesta:
Los testículos retráctiles son muy comunes y eso significa meramente que aunque cuelgan normalmente en su escroto la mayor parte del tiempo, son levantados por ciertos músculos hasta el área de la entrepierna en ciertas circunstancias. Nadar, en especial en agua fría, casi siempre causará esto, por la tendencia natural de los músculos en la piel que rodea al escroto de contraerse en el frío. El músculo cremáster levanta los testículos hacia arriba y en algunos hombres dentro del canal inguinal que está ubicado justo arriba y detrás de la raya en la parte superior de la pierna donde se junta con el abdomen. Esto ocurre también cuando Ud. está nervioso o ansioso como resultado de las hormonas del stress, así como también durante actividades deportivas. Durante los ejercicios físicos el flujo de sangre se desvía hacia los músculos en ejercitación y sale de los genitales. De nuevo como resultado los testículos son levantados. Durante el deporte, el escroto se contrae para proteger a los testículos de daño, y en realidad, los testículos retráctiles tienen un valor de protección en deportes de contacto por esta razón. Los luchadores de sumo profesionales en Japón, realmente masajean sus testículos hacia el canal inguinal deliberadamente, así no son heridos durante la lucha. Los testículos normalmente y naturalmente se retraen durante el sexo, en especial antes de la eyaculación. En tanto que esta condición es normal, a veces puede ser incómoda. Puede encontrar que usar ropa interior más cálida le ayudará definitivamente ya que su escroto se relajará tanto como en agua caliente.

Volver arriba


 
Testosterona
 

La testosterona es la principal hormona producida por los testículos, junto con la 5-alfa-dihidrotestosterona, la androstenediona, y algunas otras. 
 
La androstenediona es importante en la producción de estrógenos en el cuerpo del varón, o más exactamente, de estradiol. Aunque esto tiene un número de efectos importantes en la fisiología masculina (por ejemplo, es crucial en el mecanismo de crecimiento de los huesos, o más bien, en la cesación del mismo, en la pubertad), puede ser muy inconveniente porque afecta la andropausia al darse su carencia

La testosterona es transportada alrededor del cuerpo unida a una proteína llamada Globulina de Unión de la Hormona Sexual, o SHBG. En cualquier momento en el torrente sanguíneo de un hombre solamente un 2% de la testosterona está realmente libre de SHBG, y es solamente esta proporción libre que es biológicamente activa. El incremento en SHBG y el consecuente decremento en testosterona libre parece ser un gran factor - y no uno ampliamente reconocido - de por qué parece que los hombres tuviesen niveles "normales" de testosterona pero sufren los síntomas de menopausia o andropausia cuando tienen más de 40 años de edad. 

En los tejidos del hombre la testoterona se metaboliza en otras dos moléculas que tienen también importantes efectos hormonales. Como se mencionó arriba, una es estradiol, la otra es 5-alfa-dihidrotestosterona (DHT.) A nivel celular, la DHT es el compuesto responsable de la diferenciación y el desarrollo del feto varón - y así, si debido a mutación genética, los tejidos de un bebé varón tienen dificultad en convertir la testosterona en DHT, puede parecer ser una mujer en mayor o menor grado, con virilización incompleta. 
 
Otra razón por la que los bebés varones - quiero decir varones genéticamente, los que tienen el cromosoma XY - pueden no desarrollar características completamente masculinas, es que el mecanismo por el cual sus células están influidas por la DHT o testosterona no trabaje tan eficientemente como debieran; de nuevo, el proceso de diferenciación estará incompleto en mayor o menor medida.
 
Es un hecho peculiar que todos los embriones desarrollen características femeninas en la ausencia efectiva de la hormona masculina, pero sin embargo es un hecho. Hay diferentes grados de insensibilidad a la testosterona en el cuerpo del varón, que van de 1 a 7, donde 7 indica la feminización completa, conocida como feminización testicular. Estos son individuos genéticamente varones, que no tienen sensibilidad a los andrógenos producidos por sus tejidos y son para todos los intentos y propósitos mujeres, y a menudo mujeres muy atractivas.



Feminización testicular e intersexualidad

 
La insensibilidad andrógena es un estado en el que las hormonas están presentes en cantidades suficientes pero no producen los efectos esperados en los órganos a los que están dirigidos. Esto es debido a deficiencias en el receptor de andrógenos en las células individuales del cuerpo, que constituye el mecanismo por el que la hormona que fluye por el cuerpo impacta sobre las células. La causa original de la resistencia andrógena es una anormalidad genética bien definida de mayor o menor severidad.

La feminización testicular completa siempre va acompañada por una orientación psicosexual femenina: no sorpresivamente, quizá, al aparecer los genitales externos como femeninos, aunque la vagina a menudo es más bien corta, y el individuo ha sido asumido por todos como mujer desde el nacimiento. El diagnóstico puede hacerse cuando la "chica" es tratada por la ausencia de períodos menstruales en la pubertad, o por anteriores hernias inguinales. Internamente, no hay útero ni trompas de falopio, aunque puede haber gónadas hechas de tejido testicular, que son incapaces de producir espermatozoides y que a menudo desarrollan tumores. Los estrógenos en el cuerpo de esta niña, ya sea administrados como parte de un tratamiento médico, o producidos por los tejidos anormales de sus gónadas, producirán un cuerpo de forma femenina, aunque ella no tendrá pelos ni en las axilas ni en el pubis, lo que depende de la hormona testosterona tanto en los varones como en las mujeres.

En el pasado, cuando una mujer era diagnosticada con una feminización testicular individual, el diagnóstico a menudo no le era comunicado, fundamentado en daños potenciales a su auto-imagen como mujer. Esta puede ser una buena estrategia para algunos individuos, pero aplicarla como una estrategia general para todos los casos representaba seguramente el supremo nivel de la arrogancia médica, al negarle a la paciente la experiencia de su propia existencia. El cómo se le debería decir a la paciente todavía es controvertido, y cualquiera sea el método que se adopte, una cosa es segura: sería un individuo destacado que no necesitaría ayuda de un consejero entrenado para reajustar su auto-imagen.

Volver arriba


Insensibilidad andrógena parcial y masculinización incompleta

 
Una clasificación ordenada de la deficiencia masculina en claras categorías, comenzando con la resistencia andrógena completa que resulta en feminización testicular, y siguiendo a través de un espectro hasta la masculinidad normal es demasiado simplista, tanto para la profesión médica como para la persona involucrada. 
 
Lo que en realidad importa en la resistencia andrógena es que la persona puede mostrar mayores o menores características masculinas, e independientemente de lo que la profesión médica pueda pensar, la inquietud primaria de cada uno debe ser levantar fuertemente la auto-estima independientemente de la apariencia física. 
 
Hay opiniones violentamente opuestas sobre cómo puede ser hecho esto. La profesión médica tradicionalmente han tomado la visión que el sexo de una criatura debe ser identificada tanto como sea posible con la posición más realista, y que los cuidadores de los chicos nunca deben desviarse de esa posición, lo que será apoyado por cirugía de ser necesario. 
 
Así, a menudo "chicas" intersexuadas con clítoris grandes (producto de su sensibilidad a los andrógenos en el útero) han sido objeto frecuentemente de reducción o remoción de su clítoris, a veces quitando todas las sensaciones sexuales y su capacidad de tener orgasmos. 
 
Análogamente, los chicos con penes muy pequeños o hipospádicos han sido sometidos a repetidas operaciones quirúrgicas (que pueden fracasar) destinadas a darles un pene "normal". Todo esto parece al menos altamente cuestionable, y ha surgido un bullicioso cuerpo de opinión que apoya dejar las cirugías hasta que la persona pueda decidir por sí misma con qué sexo desea identificarse, y si desea o no que tome lugar la cirugía en sus genitales para modificar la apariencia. Frecuentemente, parece, su conclusión es que no quieren cirugía. Puedo comprender el deseo de la profesión médica de facilitar el paso de una criatura a través de la vida con una firme identidad genérica, pero hay dificultades muy considerables si el proceso falla.

En casos menos marcados de insensibilidad andrógena, los genitales externos pueden parecerse a un pene pobremente desarrollado o a un clítoris demasiado grande; si hay un pene, puede tener hipospadias, con la abertura tan atrás como el escroto; en la pubertad, los pelos púbicos y de las axilas pueden ser normales, mientras que el pelo en la cara está mucho menos marcado. Puede o no haber menstruación o desarrollo del busto. Al oscilar la condición hacia el fin varón del espectro, el niño tiene genitales masculinos más reconocibles, pero el pene puede ser pequeño y poco desarrollado. Estos son síntomas suficientemente angustiantes, pero lo que es mucho peor son los problemas que surgen cuando los doctores han asignado un sexo al niño - a veces después de rigurosos exámenes genéticos y bioquímicos, a veces no - y el niño ha crecido con la convicción de pertenecer al sexo opuesto. Biológicamente es muy posible para el cuerpo y el cerebro no coincidir en este camino: todo lo que se necesita es que el cerebro se haya masculinizado más que el cuerpo por alguna testosterona a la que el bebé haya sido expuesto en el útero, o viceversa, y se tiene una persona que nunca estará cómoda con su sexo asignado.

La forma más moderada de insensibilidad andrógena resulta en apariencia masculina casi normal, aunque quizá con un pene pequeño y ligeramente inusual, como hipospadias suave, coronal (aunque el hipospadias puede ser causado por insensibilidad andrógena muy suave, sería un error asumir que esta es siempre la causa de hipospadias.) Debo apuntar también que un pene pequeño en sí mismo no es una forma de identificar a la insensibilidad andrógena: un pene pequeño no es raro, y necesita estar acompañado por una falta de pelos andrógeno-dependientes (p.ej., en la cara), falta de desarrollo puberal, y quizá una sensación psicológica de masculinidad incompleta, e investigación de la fertilidad y estudios endocrinológicos antes de poder hacer un diagnóstico. Y de todos modos, ¿después qué? Si por definición la persona es andrógeno-insensible, la testosterona suplementaria puede no ser efectiva en virilizar al hombre en cuestión. Un problema delicado, de todos modos.
 

ISLA TERNURA CONOCER CUERPO SEXUALIDAD SOBRE EL PENE